martes, 8 de diciembre de 2009

Helen Keller




Helen Kéller perdió las vista y el oído al año y medio de edad, antes de aprender a hablar, en esas circunstancias comunicarse con el mundo parecía imposible, pero su visión la llevó a convertirse en escritora.




“Lo único peor a no tener vista
es no tener visión.”


La vista es quizás, el más importante de los sentidos corporales por lo que carecer de ella debe ser terrible, pero no tener visión, que es el equivalente mental que da la capacidad de imaginar el futuro es desastroso, pues sin visión quedamos impedidos de aprovechar el devenir cuando éste se presenta favorable e inermes para enfrentarlo amenazador.


________________________________________




“Se me ha dado tanto
que no tengo tiempo en reflexionar
en lo que se me ha negado.”


Helen Keller era sordo-muda y ciega, más dificultades para empezar una vida pocas personas han tenido, sin embargo tan solo con el tacto, el gusto y el olfato aprendió a comunicarse con el mundo a través de la escritura. Desde luego contó con una maravillosa maestra (Anne Sullivan), pero sobretodo contó con una voluntad férrea y mucho amor a la vida; quiso ser escritora y lo logró. Sabiendo esto ¿Cómo puedes quejarte de tu suerte?, mejor ocúpate de explotar los talentos que te fueron confiados.


Anne Sullivan


Publicar un comentario